Otra oportunidad

jueves, 10 de julio de 2014

Queridos lectores, espero que tengan un excelente día. Hoy les dejare un dueto que he escrito junto a una amiga muy talentosa de Chile llamada Adriana Wenter. Espero que les guste. Agradezco sus visitas a mi espacio.
Viatri:
Quería escribirte con una mano en el corazón.
Se que te falle y tienes toda la razón.
Soy el culpable de esta situación.
Y merezco tu rechazo, no voy a justificarme.
Mi alma destruida te llora, y mi mente no hace más que condenarme.
Pero moveré el cielo y la tierra hasta que logres perdonarme.
Aprendí a valorarte en tu ausencia.
Fue como un calvario cada minuto lejos de tu presencia.
Prometo que haré lo que sea por demostrarte.
Que esta vez voy enserio y no pienso lastimarte.
Juro que cada día voy a enamorarte.
Y que no volveré a desilusionarte.
Mírame, de rodillas ante ti rompo mi orgullo y me declaro culpable.
Sólo abre tu corazón. se amable.
No seas rencorosa.
Que te quiero más que a cualquier otra cosa.
Soy esclavo del sufrimiento.
Desde que jugué con tus sentimientos.
Mis lagrimas me ahogan cada día.
Mi mente sufre en una agonía.
Llena de recuerdos y fantasías.
Hasta mi inconsciente te recuerda cuando duermo.
Y ya no quiero vivir en este infierno.
 Tu amor es mi única salida.
Y te juro con cada uno de los pedazos de mi alma partida.
Que sanaré todas tus heridas.
Si dejas que vuelva a ser parte de tu vida.
Esta vez te haré feliz en verdad.
Solo dame otra oportunidad.
Adriana:

Tan solo dejas mi corazón.
En un mar de lagrimas.
Sin haberte importado mi amor.
Yo que creí en aquellas promesas.
Que según tu, decía tu corazón.
Ahora estoy sola aquí en el borde de 
Mi cama junto a mis lagrimas.
Ese llanto que jamás experimente.
Porque!!
Me lo he preguntado mil veces.
Y llegan aquellas imágenes.
Que jamás en mi vida llegue a
Pensar de ti..
No quiero tus recuerdos.
Ni aquellas lagrimas de un 
Sentimiento, no verdadero.
Te quise con toda mi alma vida mía.
Pero nunca supiste descifrar. 
Lo que realmente te decía.
Eras mi mundo.
Aquel que tan solo con una mirada
Ya te lo decía todo.
Trisaste mi corazón en mil pedazos.
Y no te importo.
Ahora es a mí
A quien no le importan.
Aquellas palabras en donde me pides perdón.
Ya no quiero de tu amor.
Pero deseo que te vaya bien.
No vuelvas a despreciar otro amor.
Como lo hiciste conmigo.
En donde tu egoísmo mato mi corazón.

Si les gusto, les pido por favor que le den me gusta y comenten en mi página de facebook. Me ayudarían muchísimo. Mil gracias a mi talentosa amiga chilena Adriana Wenter por escribir este poema conmigo.



0 comentarios: