El árbitro más rencoroso de la historia

lunes, 21 de julio de 2014

Queridos lectores, continuando y casi finalizando la semana de curiosidades futbolisticas que empece el martes 15 de julio les dejaré un artículo sobre el arbitro más rencoroso de la historia. Un arbitro que privilegio el odio por sobre su deber y que además se siente orgulloso de haberlo hecho. Les dejo un artículo contando como fue aquel insólito acontecimiento que marco la historia de los arbitrajes. Espero que el artículo les parezca interesante. Agradezco sus visitas a mi espacio.
No es ninguna novedad decir que muchísimos árbitros han estado en la lupa, sus fallos y su honestidad muchas veces han sido puestas a prueba. Ya que en el fútbol se manejan muchos intereses y montañas de dinero por lo cual a veces se pierde lo netamente deportivo.
Sin embargo en este caso no hubo dinero de por medio, sino un sentimiento muy fuerte del árbitro hacia sus raíces. Conozcan al arbitro más rencoroso de la historia, un árbitro que, como les conté al principio, no solo influyó enormemente de forma injusta favoreciendo a uno de los países, sino que además lo hizo por odio a los soviéticos y declaró luego del partido que se siente orgulloso de haberlo hecho. Les estoy hablando del brasileño Joao Etzel Filho.
Sucedió en el mundial que organizó Chile en 1962 en uno de los partidos más intrascendentes en el que jugaban uno de los serios candidatos a quedarse con la copa la Unión Soviética (URSS) que venía de ganarle a Yugoslavia en su debut por 2 a 0 contra un, en aquel entonces, inexperto elenco "cafetero" Colombia que llegaba por primera vez en su historia a una cita mundialista y venía de perder en su debut contra Uruguay por 2 a 1.
Tal como se esperaba el partido comenzó con un tramite con sabor a goleada de los Soviéticos, tan solo a los 11 minutos del primer tiempo ya goleaban a los sudamericanos por 3 tantos contra 0 y así continuó hasta los 10 minutos del segundo tiempo que los socialistas ganaban por 4 a 1.
Pero cuando todo parecía definido, como el ave fenix los colombianos revivieron de las cenizas y remontaron de manera sorprendente e inesperada el partido. Con dos goles de Marcos Coll, Angulo Rada y Marcos Klinger lograron empatar el partido.
Colombia no lograría pasar la primer ronda ya que luego perdería por 5 a 0 con Yugoslavia pero, ese partido fue recordada como la primer gran hazaña de Colombia en los mundiales por muchos años hasta que habló el arbitro del partido.
El "juez" brasileño declaró: "yo empaté aquel partido. Soy descendiente de húngaros y odio a los rusos desde la invasión soviética a Hungría en 1956" esta declaración cambió radicalmente la historia. Y marcó a Joao Etzel Filho como el árbitro más rencoroso de la historia. Les dejare un vídeo de aquel histórico partido.


Si les gusto el artículo y les pareció interesante, les pido que le den mg y comenten en mi página de facebook. Me ayudarían muchísimo. Agradezco sus visitas a mi espacio.



  

0 comentarios: