El juego paranormal más peligroso que existe

domingo, 29 de junio de 2014

¿Crees que el juego de la copa es el juego más peligroso de todos? Pues déjame decirte que estas muy equivocado. Ser popular no lo hace ser el más peligroso, conozco uno que es mucho pero, que puede marcarte de por vida. Si estás leyendo esto solo por curiosidad, entonces bienvenido seas. Ponte cómodo y espero que el articulo sea de tu agrado.
Pero si estás leyendo esto con la intención de probar el juego, de entrada quiero advertirte que es algo muy perturbador y que estás por tu propia cuenta, yo no me haré responsable de nada de lo que te pueda pasar.
Espero que te guste el articulo, agradezco tu visita a mi humilde espacio.
Para empezar los únicos materiales que necesitas para este juego son una caja de fósforos de la cual vas a extraer tan solo 3, una hoja de papel y algo para escribir. 
Debe ser de noche y debes estar completamente solo en casa. No te puede ayudar ningún familiar ni amigo, debes ser solo tu y nadie más que tu. Y debes tener toda la casa disponible, cada uno de los cuartos debe estar a tu disposición esa noche.
Para empezar el juego debes ubicarte en un cuarto que preferiblemente no tenga ventanas. Y si en tu casa no hay ninguna habitación que no tenga ventanas, pues entonces debes cubrirlas MUY bien, lo que se quiere conseguir es que haya una perfecta oscuridad en tu cuarto, y debe ser después de la media noche, pero no porque el horario sea indispensable sino porque tiene que haber una tranquilidad absoluta. Tienes que apagar tu celular, la computadora y cualquier otro artefacto que haga algún sonido o emita luz por si mismo, recuerda que debe haber oscuridad y tranquilidad absoluta. Estos requisitos son obligatorios, de lo contrario el juego no funcionara.
Una vez que hayas cumplido los parámetros que mencione, comenzaras el juego de la siguiente manera.
Primero encenderás la luz del cuarto elegido, si quieres te recomiendo que te tomes unos 10 minutos de preparación psicológica porque lo que te pasara sera muy terrorífico y perturbador. 
Divide la hoja de papel según el numero de cuartos que haya en tu casa. Si en tu casa tienes tres cuartos, divides la hoja en 3 partes, si tienes 4 la divides en 4 y así sucesivamente. Esto debes hacerlo sin contar el cuarto en donde estas parado ahora.
Una vez que lo hayas hecho escribirás varias invitaciones según el numero de cuartos de tu casa, para eso te hice dividir la hoja. Las invitaciones dirán de la siguiente manera: "yo (seguido de tu nombre y apellido completos) los invito a una fiesta cordialmente, me gustaría mucho que asistieran, va a ser de (horario de comienzo de la fiesta) a (horario de finalización de la fiesta)"
Te lo pido por favor, que la fiesta dure 5 o 10 minutos, si te sientes muy valiente has que dure 20 minutos. Pero ni se te ocurra cometer el gravisimo error de hacer que dure más tiempo porque créeme, TE VAS A ARREPENTIR.
Una vez que lo hayas hecho sal del cuarto iluminado, no enciendas ninguna otra luz y reparte las invitaciones por debajo de la puerta de cada cuarto. Luego regresa al cuarto iluminado, quédate unos minutos en silencio y luego grita "¡son todos bienvenidos a la fiesta!" y apaga la luz del cuarto iluminado.
Quédate en una esquina contra la pared, espera unos minutos y trata de encender el primer fósforo. Si no se prende luego del primer intento, entonces descartalo, no vuelvas a intentar encenderlo. Haz lo mismo con los otros dos fósforos. Si ninguno se enciende es porque nadie vino a tu fiesta. Puedes prender la luz confiado que nada pasara. 
Pero si el fósforo se enciende es porque tienes invitados en tu casa.

 Quédate en la esquina el mayor tiempo que puedas, hasta que consideres que ya acabo el tiempo que dijiste que duraría la fiesta y sientas que los invitados se marcharon. Sostén el fósforo entre tus dedos todo lo que puedas hasta que te queme de tal forma que no te quede más remedio que soltarlo, si quieres cierra los ojos pero por lo que más quieras no vayas a voltear la cabeza, mantén la mirada hacia la pared en tu esquina, no mires lo que hay a tu alrededor porque si lo haces créeme que no te gustara. Una vez que sueltes el fósforo, sin importar quien seas ni que tan valiente te creas, te vas a sentir  muy mal. Vas a sentir que tu invitado esta contigo, lo vas a sentir en cada musculo de tu cuerpo, lo vas a sentir hasta en los huesos pero ahora tienes que aguantarte, va a ser de muy mala educación que acabes la fiesta antes de tiempo. 
Una vez que sientas que ya paso el tiempo que duraría la fiesta y que el invitado ya se fue puedes encender la luz, el juego habrá terminado. 
Sera la experiencia más perturbadora y terrorífica de tu vida.
Te cuento que una mujer me comento una vez que ella no lo soporto y al voltear para encender la luz vio el espíritu de un hombre que tenia una espada en la frente que atravesaba su cráneo de un extremo a otro. Ella tuvo que dormir en casa de sus vecinos esa noche. Así que ten cuidado porque es peligroso. Una vez que se encienda el fósforo aguanta en silencio contra la pared  en la esquina de tu cuarto y no voltees la mirada.

Gracias por leer mi articulo, deja tu comentario y tu mg en mi pagina de facebook. Te lo agradecería muchísimo. 















0 comentarios: