Una criatura extraña en el camino

domingo, 25 de mayo de 2014

Hoy les dejo una historia de suspenso, terror y ficción. Aprovecho para decirles que el sistema de blogger no funciona bien, por esa razón no les llegan mis publicaciones a sus correos, ni les dejan publicar comentarios al final. Lo se porque ya me lo han dicho varios de mis queridos lectores. Intente comunicarme con ellos por semanas a través de correos y de mensajes que les deje en los foros explicando la situación pero aun no me han respondido nada.
Ya tomare medidas al respecto para que les lleguen mis escritos y puedan comentar a través de otros medios. Espero que disfruten la historia, agradezco sus visitas a mi humilde espacio.
Iba conduciendo solo en el camino. Era de noche, volvía del campo luego de un largo día de trabajo duro en la finca de mi padre. Iba manejando en pleno camino de tierra, no se veía nada excepto lo que las luces de mi auto reflejaban. Hacia frío, estaba cansado y solo pensaba en llegar a casa.
De repente en el camino vi a lo lejos una vaca, para mala suerte mía, el camino era muy angosto y la vaca ocupaba todo el ancho del mismo, imposibilitando que siguiera conduciendo.
Comencé a tocar la bocina intentando espantarla para que me dejara libre el camino, pero no funciono, la vaca solo mugía y me miraba.
-Que animal tan estúpido. Me dije a mi mismo. Lo único que pasaba por mi cabeza en ese momento era llegar a mi hogar y poder al fin descansar.
Arranque un par de hojas de un viejo periódico que guardaba en la guantera de mi carro, abrí la ventanilla y comencé a lanzarle los bollos de papel, intentando molestarla para que se corra del camino. Pero la estúpida vaca solo mugía y me miraba, sentía que se estaba burlando de mi. 
Ya me estaba fastidiando, tome la palanca de cambio le di marcha atrás tomando la distancia y la precaución necesaria para realizar una maniobra arriesgada. 
-Si esto no funciona, estoy jodido. Pensé.
Acelere tocando bocina para que se asuste y se quite del camino, pero aunque parezca ridículo e insólito, ella seguía mugiendo y mirándome. No se movió ni un solo paso. Apreté el freno con todas mis fuerzas y por fortuna alcance a frenar tan solo a 10 centímetros de la vaca, que en respuesta solo me miro y volvió a mugir, como si se estuviese riendo de mi. 
Deje caer todo el peso de mi cabeza sobre el volante y dando un gran suspiro dije -Si lo cuento nadie me lo va a creer. Sin embargo no preví que el viaje más extraño de mi vida apenas estaba comenzando.
En cuanto levante la cabeza y la apoye sobre el asiento empece a escuchar que algo se movía entre los pastizales, y se acercaba cada vez más, lo cual me puso un poco nervioso.
-Tal vez es solo un animal pequeño o una serpiente. Me dije, intentando tranquilizarme a mi mismo.
Pero la tranquilidad no duraría mucho tiempo, porque de repente vi como un brazo salia repentinamente de su escondite y tomaba del cuello a la vaca. Era un brazo de aspecto humano, pero su piel era escamosa, parecía la piel de un reptil y su mano tenia una enormes garras y tan solo tres dedos. El pobre animal intento escapar inútilmente, lo cual provoco que la criatura la arrastre fuera de la carretera hacia donde ella estaba.
Acelere a todo lo que daba, asustado, nervioso, intentando asimilar lo ocurrido. Conduje como 20 minutos y aun no le encontraba una explicación. ¿Que clase de animal puede arrastrar a una vaca de 600 kilos con la fuerza de solo un brazo? ¿Abra sido un alien? Pero lo que me aterraba en realidad era el hecho de pensar que esa cosa podría perseguirme.
Me sentí aliviado al ver a lo lejos la luz del pueblo, sabia que siempre estaba la comisaria haya y que había policías armados en la zona por lo tanto una vez que llegue a ese lugar ya no estaría solo ni indefenso. Faltaba poco para llegar a ese lugar.
Pero el alivio me duraría poco cuando vi a lo lejos por el espejo retrovisor que venia vigilando constantemente a esa cosa acercándose a toda velocidad.
Subí la velocidad del vehículo al máximo, pero fue inultil porque de todas formas me alcanzo, subió al capo, le hizo un agujero de un puñetazo, arranco el motor y como si esto fuera poco, lo abollo como si el motor fuese de plastilina. 
El auto se freno al instante y la criatura de un brinco arranco la puerta del lado del conductor, la partió al medio y me envistió.
-Dile a tu padre que cuide muy bien de su rebaño y hazlo pronto, pues no te queda mucho tiempo. Me dijo esa criatura sonriendo macabramente y mirándome fijamente con sus ojos totalmente blancos. Luego simplemente decidió soltarme y marcharse.
Entre en pánico y empece a correr hacia el pueblo,en cuanto llegue, fui a la comisaria y les dije que mi padre corría un riesgo muy grande, que me dejen llamarlo que era una emergencia. Ellos al ver mi cara de espanto y mi aspecto horrible, accedieron rápidamente.
Le explique a mi padre la situación como pude, pero fue demasiado tarde, pues cuando el salio armado con una escopeta a vigilar, todo su rebaño, desde sus caballos, ovejas, vacas, cerdos, gallinas, y hasta sus toros habían desaparecido misteriosamente.
De manera extraña en apenas un momento, tal vez 40 minutos que me demore, hasta que llegue al pueblo, fui a la comisaria y avise a mi padre esa criatura hizo desaparecer todos los animales que mi padre tenia en la finca y se borro misteriosamente.
Esto sucedió hace 10 años ya, y aunque la policía investigo el caso con la ayuda del FBI y la CIA jamas pudieron hallar ni siquiera rastro de la criatura.



1 comentarios: