Esa cosa extraña

domingo, 27 de abril de 2014

El post de hoy es una historia de suspenso, el dibujo que verán al final de la historia fue realizado por una talentosa amiga mexicana llamada Neri Navarro. Espero que disfruten de la historia y del maravilloso dibujo, agradezco mucho sus visitas a este mi humilde espacio.


Esa cosa estaba allí. Ella podía sentirlo, estaba segura de eso.
Era algo parecido a esa extraña sensación que tenemos a veces de que no estamos solos, de que algo mas nos acompaña, pero no nos podemos explicar que.
Tal vez es solo nuestra mente jugando con nuestro miedo, ya que como bien dicen, muchas veces uno mismo es su peor enemigo.
Sin embargo aquella niña de apenas 7 años estaba segura de que lo que sentía era real, ella podía jurar que no estaba sola, que alguien la observaba al apagar las luces por la noche, que podía escuchar los ruidos extraños que hacía, y aunque parezca extraño ella no le temía, al contrario, quería verlo, hacerse su amiga, ella estaba segura de que sea lo que sea que esa cosa quería, no era algo malo.
Aunque debemos destacar que aquella niña estaba atravesando un momento muy duro en su vida, ya que su madre había muerto hace pocos días, víctima de una golpisa de su violento y alcohólico padre, el cual se encontraba actualmente en la cárcel con cadena perpetúa.
Desde entonces se encontraba en un orfanato. Era una niña muy callada y tímida. Pasaba mucho tiempo en su propia mente hablando consigo misma, se distraía con facilidad y hablaba solo lo justo y necesario. Pero había algo en aquella niña que la hacía especial, tenía un talento brillante, era una artista maravillosa, pintaba dibujos que hacían que hasta la maestra encargada de dar clase de arte en su colegio quede sorprendida, impactada,  sin poder creer que una niña de tan corta edad pinte unos dibujos tan bellos y profundos, como si trasladara una imagen directamente desde su mente a la hoja de papel a través de la pintura. Tenía una creatividad admirable, apasionante, pasaba horas en silencio pensando mientras dibujaba y pintaba.
En su tiempo libre no jugaba con muñecas, ni saltaba la soga y jugaba a las escondidas con las demás niñas del orfanato y del colegio, ella se negaba a eso, prefería en cambio sentarse por horas a dibujar cosas preciosas que salían de sus pensamientos y que deleitaban el alma de las personas que las veían, era como si esa niña hubiese nacido para ser artista.
Cada noche antes de dormir, en la oscuridad de su cuarto ella podía sentir esa cosa observándola, buscándola tímidamente como si quisiera decirle algo y no se atreviera.  La buscaba por todo el cuarto desesperadamente, a menudo despertaba a sus compañeras de habitación al hacerlo.
Hasta que un día llego una familia a adoptarla, ella lloro amargamente, no quería abandonar ese lugar, no sin antes encontrar a esa extraña criatura que la buscaba por las noches.
 La niña debido a que era muy reservada no contó nada acerca de esa extraña criatura, y no le quedo más remedio que irse a la casa de su nueva familia llorando de angustia.
-Tranquila corazón aquí estarás cómoda, nosotros te brindaremos todo nuestro cariño para que seas feliz. Dijo su madre adoptiva al llegar al apartamento.
La niña la miro con los ojos vidriosos asintiendo la cabeza.
Luego dieron un recorrido por el nuevo hogar de la niña que se encontraba en un 6to piso y, como ya era tarde decidieron cenar e ir a dormir.
-Buenas noches princesa. Le dijo cariñosamente su madre adoptiva mientras la cubría con una sabana y le daba un tierno beso en la frente.
Unas cuantas horas pasaron, eran como las 4 de la madrugada, la niña estaba triste pensando en que jamás vería a esa criatura que tanto añoraba conocer, lloraba en silencio cuando de repente escucho una voz que le decía:
-Tranquila no llores, aquí estoy a tu lado como siempre, solo que en el orfanato había muchos niños y me daba miedo mostrarme frente a ellos ya que soy muy feo y ellos iban a burlarse de mí.  Por eso prefería quedarme en la otra dimensión  cuando estabas con ellos. Pero yo se que tú no eres así, que tienes un gran corazón y que no te vas a burlar de mi.
-Por fin te veo, no sabes cuánto me la pase pensando en ti y cuanto quería verte, de hecho hasta te hice un dibujo solo para ti, y sabes una cosa, eres exactamente igual a como te había dibujado. Dijo la niña llorando de la emoción y enseñándole un dibujo a aquella extraña  criatura, que tenia alas, pero no era un ángel.
Era de aspecto horrible, raquítico,  se podía ver su grasosa piel pegada a los huesos, a los ojos de cualquier otro niño hubiese sido algo monstruoso, perturbador, pero ella lo amaba, tenía un gran corazón.
-Este dibujo tan hermoso es lo mejor que han dado, muchas personas se espantan al verme y eso me pone muy triste, una niña como tu merece una recompensa, pídeme un deseo y con gusto te lo cumpliré. Dijo con ternura aquella extraña criatura.
- Lo único que realmente quisiera es tener a mama a mi lado. Dijo la niña con la voz quebrada a punto de llorar.
-Conozco a tu mama, es como la madre que todos quisieran tener, si quieres puedo llevarte con ella. Le contesto la criatura
-¿Enserio? Pues vamos ahora mismo. Dijo la niña emocionada.
-Acompáñame al balcón del apartamento, súbete a mi espalda y te llevare volando hacia ella. Exclamo la criatura.
Ella emocionada sin siquiera pensarlo, feliz como nunca antes lo había estado corrió hacia el balcón se subió a la baranda y de un brinco intento subir a la espalda de la criatura, aquellos, los mejores minutos de su vida se convirtieron en sus momentos más espantosos cuando por desgracia mientras caía al vacio se dio cuenta de que esa criatura solo estaba en su mente, era producto de su imaginación.
A la mañana siguiente todos hablaban de eso, el suicidio de una pobre niñita de 7 años que había perdido a su mama producto de un asesinato de su propio padre que ella misma tuvo la desdicha de presenciar yacía muerta desplomada junto al dibujo que  había pintado, en el que se encontraba abrazada a esa cosa extraña que su mente invento, en la misma hoja la niña había escrito un mensaje que decía “tú me cumplirás un deseo y me llevaras a un mundo mejor”.
Aunque saben una cosa, al final esa cosa extraña que su infantil mente había creado, si cumplió su deseo y la llevo a un mundo mejor, tal como ella había dicho.
Este es el dibujo de mi talentosa amiga Neri. Esta participando en un concurso por dos libros de JK Rowling si quieren sigan el link y votenla, apoyen su maravilloso arte.

0 comentarios: