El objeto maldito más peligroso que existe

miércoles, 13 de agosto de 2014

El día de hoy les dejaré una historia que le helará la sangre hasta a los más escépticos pues sucedió hace muchos años, es sobrenatural y perturbadora y aun hoy en día no se la haya una explicación lógica sobre este extraño acontecimiento. Pero lo peor de lejos es que es una historia real.
Los invito a conocer el objeto maldito más peligroso que existe, espero que les guste la historia, agradezco sus visitas a mi espacio.
Esta historia como les comentaba al principio es totalmente real, sucedió en 1702 en North Yorkshire, Inglaterra.
El protagonista de esta perturbadora y extraña historia es un asesino llamado Thomas Busby quien fue condenado a la horca debido a sus crímenes. Antes de su ejecución pidió como último deseo una cena en su Pub favorito en Thirsk, Inglaterra en la silla donde el solía sentarse siempre.
Al finalizar su cena, se levanto y grito a todo pulmón tal como si fuese su última voluntad en esta vida "que la muerte repentina le venga a todo aquel que se atreva a sentarse en esta silla!!" Luego de esto el asesino fue ejecutado en la horca.
Desde entonces la silla se ha cobrado más de 60 víctimas.
El dueño del Pub a donde solía asistir Thomas Busby, el lugar donde ocurrió este increible y perturbador acontecimiento declaró durante los años 70 que el estaba seguro de que la maldición era autentica ya que fueron demasiadas las vícitimas que se cobró esta silla como para que todas hayan sido obra de la casualidad. Declaró que durante la segunda guerra mundiál muchos pilotos de una base militar cercana frecuentaban su taberna y que todos los que se sentaban en esa silla jamás volvían con vida de la guerra. 
También se supo que en 1967 dos pilotos de la fuerza aérea que estuvieron sentados en esa silla se estrellaron en un accidente de tránsito con su camioneta justo después de salir del bar.
Para entonces la silla ya tenía mala fama por lo que mucha gente ya no se atrevía a sentarse en ella, sin embargo en 1970 un albañil escéptico se sentó en la silla para demostrar según el que esa leyenda era falsa, pero su testimonio sería contradecido esa misma tarde cuando murió de forma extraña al caer en un agujero en su lugar de trabajo. Lo mismo paso un año después con un techador que decidió sentarse para demostrar al igual que el albañil que esa leyenda era falsa, pero nuevamente la maldición se hizo realidad cuando el techador murió esa misma tarde en su lugar de trabajo al colapsar el techo donde estaba trabajando.
Pero lo peor estaba por venir cuando la señora encargada de la limpieza tropezó sentándose accidentalmente en la silla por lo que 2 horas después murió víctima de un repentino tumor cerebral, este acontecimiento fue la gota que rebalsó el vaso para que el dueño de la taberna asustado decidiera mover la silla al almacén. Pero desgraciadamente un tiempo después un repartidor decidió tomar un breve descanso sobre la silla por lo que moriría ese mismo día en un accidente automovilístico.
El dueño de la taberna Simon Teaskton abrumado por los terribles acontecimientos decidió donar la silla al museo local en 1972, lugar en donde se encuentra la silla hasta el día de hoy, colgada a 5 metros del suelo para que ningún escéptico intente sentarse en ella ni nadie pueda sentarse por error.
Si el artículo te gusto y te pareció informativo, te pido que dejes tu mg y tu comentario en mi página de facebook a la cual puedes acceder haciendo click aca. De manera que puedas ayudarme a crecer en Internet cosa que no es fácil ya que todos los blogueros empezamos desde abajo.

 

0 comentarios: