los 3 doctores asesinos más peligrosos de la historia

martes, 23 de septiembre de 2014

Los casos que están a punto de leer a continuación son aterradores, porque ¿quién en su sano juicio podría llegar a pensar que el medico que está atendiendo a su familiar es de hecho un asesino?. Una persona con títulos universitarios que se encuentra completamente cuerda, pero que en realidad se preocupa más por sus propios intereses que por la salud de las personas.
Aunque cueste creerlo existen muchos de estos casos, en criminología los médicos asesinos son llamados "ángeles de la muerte", y en esta lista les daré a conocer según el numero de víctimas los 3 doctores asesinos más peligrosos de la historia. Espero que el artículo les guste, agradezco sus visitas a mi espacio.
PUESTO N°3:
El puesto inaugural de la lista llega de la mano de John Bodkin Adams de Inglaterra. Adams se graduó en la Universidad de Belfast y comenzó a trabajar en Eastbourne en 1922.
El modo en el que el británico operaba era a través de una sobredosis de drogas que le suministraba a sus pacientes luego de hacer que los mismos firmen el testamento a su favor de modo que se aseguraba de quedarse con sus pertenencias cuando el paciente muera víctima de sus sobredosis.
De esta manera en 35 años se convirtió en el médico más rico de Inglaterra, incluso poseía dos Roll Roys.
Y, como este médico asesino no era ningún tonto, fue a trabajar a una zona de Devonshir que en aquel entonces estaba poblada por jubilados con mucho dinero de manera que las víctimas del doctor Adams eran ancianos millonarios por lo que pasaba desapercibido ya que todos pensaban que la causa por la que los ancianos morían era su ya avanzada edad. Demás esta decir que como sus pacientes eran ancianos el los ayudaba a escribir y redactar los testamentos y era en ese momento cuando los ponía a su favor.
¿Creen que eso es todo? pues se equivocan, porque además de esto Adams  se hizo de una gran amistad con altos personajes de la policía para que no lo arrestaran y mantuvo una relación homosexual con un político muy poderoso que lo protegió a lo largo de 30 años. No hubo autopsias ya que Adams se encargaba de firmar la defunción y debido a que el médico estaba protegido por la policía y por su "amigo" político se pasaron por alto muchas pruebas incriminatorias y además era difícil acusarlo ya que como les dije anteriormente eran pacientes de muy avanzada edad por lo que muchas veces se creía que sus muertes eran naturales.
En 1956 lo metieron preso ya que fue acusado por el asesinato de una de sus pacientes, pero lo dejaron libre al año siguiente por falta de pruebas.
Luego fue acusado por Leslie Henson quién sospechaba de sus actos pero como ya les conté, tenía grandes amistades con los policías locales por lo que no hicieron nada, sin embargo el caso salió en la prensa por lo que el comando de seguridad especial Scotland Yard abrió una investigación en contra suya y los patólogos determinaron una cantidad total de 163 asesinatos.
¿Creen que lo pusieron preso? déjenme decirles que desgraciadamente se vuelven a equivocar, porque muchas veces la ley no va de la mano con la justicia, por lo que este hombre su jubilo y vivió con la fortuna de sus víctimas hasta el 4 de julio de 1983, que falleció con 84 años y sin haber pagado por sus crímenes.
Por cosas como estas, no creo en el karma.
PUESTO N°2:
Como les comentaba al principio creo que nadie en su sano juicio pensaría que el médico a quién le dejaron a cargo algún familiar o amigo es de hecho un asesino, y menos aún si el medico tiene una cara tan cariñosa y confiable como esta:

Les presento a Harold Shipman de Inglaterra, apoderado como "el doctor muerte" es el segundo médico asesino más peligroso de toda la historia. Hasta el momento se le han probado 270 homicidios, pero se cree que podrían ser más.
Asesinaba a sus víctimas inyectándoles sobredosis de morfina, su primer víctima fue un niño, sin embargo las edades de las mismas fueron variando pero el 80% fueron mujeres.
Fue algo extraño ya que este hombre parecía ser muy amable y era un miembro respetable de la comunidad, tenía esposa e hijos e incluso era muy querido por sus pacientes.
La única mancha en su vida había sido en 1975 cuando fue detenido debido a que intentó falsificar unos documentos para poder drogarse con petidina ya que comenzó a utilizar esta droga para quitarse el estrés de su trabajo por lo que fue llevado a un hospital de rehabilitación y, luego de hacerles un tratamiento fue declarado sano por los médicos del hospital y fue dado de alta.
La causa que lo llevó a su detención fue que cometió un grave error cuando intentó falsificar el testamento de su última víctima, la adinerada Kathleen Grundy, para obtener 386000 libras esterlinas de su paciente. Su error fue utilizar una maquina de escribir al redactar el testamento, ya que la señora Grundy no tenía ninguna maquina de escribir. Y segundo fue un grave error el pensar que la señora que se había llevado muy bien toda la vida con su familia cambiaría de un momento a otro la herencia. La familia noto estos detalles y contrato a la abogada Angela Woodruff quién presento el caso en la policía que finalizó con la detención del doctor Shipman el 7 de septiembre de 1998.
Las pruebas en su contra fueron la maquina de escribir encontrada en su domicilio con la cuál se comprobó que se había escrito el documento y las sobredosis de morfina encontradas en sus pacientes al exhumar los cadáveres para analizarlos. Fue condenado a 15 cadenas perpetuas consecutivas con la recomendación del juez de que nunca fuese liberado, recomendación que cumplirían.
Shipman posteriormente se suicidó ahorcándose con sus sabanas en los barrotes de la celda el 13 de enero de 2004 a los 58 años de edad.

 PUESTO N°1:
Todos saben cuales eran los dos bandos que se formaron en la segunda guerra mundial, aquel conflicto militar que afecto a millones de personas. Por un lado estaban los sovieticos al mando del dictador Iósif Stalin con sus mayores aliados, Gran Bretaña y USA, pero en este artículo vamos a hablar del otro bando, el de la alemania nazi y su mayor aliado Japón.
El puesto numero 1 y por una importante razón, es un empate técnico entre el japonés Shiro Ishii y el alemán Josef Mengele, los mayores horrores médicos en cuanto a experimentos con humanos y masacres solo por puro odio racista se vieron en la segunda guerra mundial, en este artículo sabrán porque les estoy diciendo esto.
Sus ideales y el modo en el que operaban era el mismo, ambos pensaban que eran una raza superior y odiaban completamente a sus rivales solo por no tener la misma nacionalidad y, realizaban experimentos con los prisioneros para crear armas biológicas, medicamentos y además para ver como progresaban y que efectos tenían muchas enfermedades en las personas.

Comencemos por Josef Mengele, este "doctor" fue durante años el terror de los judíos en los campos de concentración nazi que se encontraban en Auschwitz, para empezar Mengele fue el encargado de decidir cuales de los prisioneros serían condenados a las famosas cámaras de gas en las duchas, en las cuales asesinaba a 9000 personas por día, se calcula que al final de la guerra fueron mas de 2.000.000 de personas las que murieron por las famosas cámaras de gas que sería el equivalente a la población total de Letonia y esto fue solo el comienzo. Luego a Mengele se le ocurrió la loca idea de "clonar" una nueva raza, pensaba que en los gemelos estaba la solución para la creación de una nueva raza superior aria. 
Y como si esto fuera poco intento crear siameses, escogió a dos niños gemelos de 4 años y los cosió desde la espalda hasta las muñecas, incluso por las venas y sin anestesia, a estos pobres niños les dio gangrena en todo su cuerpo y murieron de forma cruel y despiadada. 
Y esto no fue todo, además infectó a gemelos judíos y húngaros con la bacteria de la fiebre tifoidea y les extrajo sangre en varias etapas de la enfermedad hasta la muerte, luego de esto los diseccionaba y les echaba productos químicos en los ojos para intentar cambiar su color. Ademas estudiaba sus órganos y similitudes porque este tipo pretendía encontrar alguna forma de que todas las mujeres alemanas se embaracen de gemelos para traer al mundo una mayor cantidad de alemanes de "raza superior" según el. Los experimentos en gemelos se llevaron la vida de 180 personas, la crueldad de este asesino alemán no conocía límites.
Una vez finalizada la guerra fue perseguido por la Alemania Occidental, Israelíes y canazis que querían llevarlo a juicio por lo que escapo a Sudamérica, vivió un tiempo en Argentina, un tiempo en Paraguay y por último en Brasil donde la justicia divina se hizo cargo de el en 1979 cuando murió ahogado mientras nadaba en una playa, luego fue enterrado con un nombre falso y por último en 1985 sus restos fueron identificados por exámenes forenses.
Si llegaste hasta aca debes tener nervios de acero luego de haber leído los horrores que cometió Josef Mengele pero aún falta escribir sobre su mayor aliado el japonés Shiro Ishii, si no escribiera sobre él, este artículo no estaría completo. Ishii fue el creador de la espantosa unidad 731 que era un laboratorio ubicado en Manchuria, allí le llevaban 600 prisioneros por año entre los que se encontraban prisioneros rusos, mongoles, coreanos, chinos, americanos y europeos. Se calcula que el numero de víctimas que fallecieron en este laboratorio supera las 600000 personas. 
Para empezar este mal llamado "doctor" comenzó probando bombas explosivas químicas o cargadas de gérmenes letales en sus prisioneros para probar sus efectos, bombas que luego serían utilizadas en la guerra. Luego les inyectó directamente enfermedades como la gonorrea, el ántrax, la sífilis, la malaria, la fiebre tifoidea, la cólera, la viruela, la disentería, el botulismo, el tifus y la tularemia solo para estudiar los efectos de la enfermedad sin la intervención de medicamentos, osea que simplemente los infectaban y los dejaban así hasta la muerte solo para ver como afectaban esas enfermedades a las personas. Además Ishii lanzaba cargas enteras de caramelos infectados en escuelas llenas de niños hambrientos solo para verlos morir dolorosa y lentamente junto a sus colaboradores. 
Pero esto no es todo, una vez que las personas llevaban ya un tiempo de tener la enfermedad en su cuerpo Ishii los diseccionaba vivos y sin anestesia para estudiar los efectos de la enfermedad sobre sus órganos. Además congelaban y amputaban sus brazos y piernas y los reimplantaban en sus lados opuestos solo para ver si el cuerpo los aceptaba, demás esta decir que esto también lo hacían sin anestesia porque querían estudiar además los efectos de la perdida de sangre. Y, como si esto fuera poco se les extraían sus órganos para ver si podían vivir sin ellos.
Esto es solo el comienzo, porque además colocaban a la gente boca abajo para ver cuanto tiempo tardaban en morir asfixiados, se les inyectaba aire en las arterias para estudiar los efectos de la embolia, se les inyectaba orina de caballo en los pulmones y sangre de diferentes animales en las venas para ver si podían clonar al ser humano con animales y se los dejaba sin agua y comida para ver cuanto tiempo sobrevivían entre muchas otras cosas.
Al final el señor Shiro Ishii cayó en manos de los norteamericanos en la guerra, los cuales les ofrecieron una oferta que no pudo rechazar: -libertad e impunidad por sus crímenes a cambio de que comparta sus conocimientos con el gobierno de USA.
 Finalmente murió a los 67 años por cáncer en la garganta. 
Les pido que dejen sus mgs y comentarios en mi página de facebook a la cuál podrán acceder haciendo click aca. Me ayudarían muchísimo, mil gracias por sus visitas a mi espacio.















0 comentarios: